14 de febrero

No puedes quedarte en la cima para siempre; tienes que bajar…Entonces, ¿para qué molestarse? Simplemente por esto: lo que está arriba solo sabe lo que está abajo, pero lo que está abajo no conoce lo que está arriba. En la escalada, toma nota cuidadosamente de las dificultades que se te presentan en el camino porque puedes observarlas mientras asciendes. Al bajar, ya no las verás, pero sabrás que estnán ahí si las has observado con cuidado.

Hay un arte que consiste en encontrar la propia dirección en las regiones bajas orientándose por el recuerdo de lo que uno vio desde arriba. Cuando uno ya no puede ver, al menos puede seguir sabiendo.

René Daumal

 

Written By
More from Marina

Carta a L. Cartagena

Este es el día 38 de 365 días de escritura. Querida L,...
Read More

Deja un comentario