18 de diciembre

Querida Barcelona (sí, porque Barcelona es una mujer):

Me atrapas, me enamoras, me chafas como a una grosella de verano, me haces tililar y se me cierran los ojos, me expandes y me llenas, me obnubilas y me trastocas, me ries, me acompañas, me acaricias, me envuelves con tu olor a piel de naranja, me rozas con tu aliento de sal. Lo siento, Madrid. Barcelona, te quiero.

(Este es el resultado de: yoga matutino y gratuito+café en tasca tradicional+getting lost por El Born+ paseo por la playa de vuelta a casa con un sol despampanante+ sonrisas espontáneas por las aceras)

 

Written By
More from Marina

PDPH#4: Domingos en mangas de camisa

El Port Vell de Barcelona se llena de gente en días como...
Read More

Deja un comentario