26 de diciembre

La ciudad no eras vos

No era tu confusión de lenguas
ni de sexos
No era el cerezo que florecía -blanco-
detrás del muro
como un mensaje de Oriente
No era tu casa
de múltiples amantes
y frágiles cerraduras
La ciudad era esta incertidumbre
la eterna pregunta -quién soy-
dicho de otro modo; quién sos.
Cristina Peri Rossi

Written By
More from Marina

La casa de las poetas (II). Buenos Aires

Reconocer los cuerpos Pero nuestros cuerpos nunca serán nuestros Nosotras somos la...
Read More

Deja un comentario